Si te faltan ideas para el lunch de tus pequeños, confía en aprovechar a las peras

Si te faltan ideas para el lunch de tus pequeños, confía en aprovechar a las peras para hacerlos atractivos, diferentes y muy saludables

 

Mejorar el lunch escolar es una necesidad ya que se ha encontrado que los niños y adolescentes mejor alimentados tienen mejor calidad de vida y además disminuyen su riesgo de padecer enfermedades crónicas cuando son adultos. Además, tienen mejor capacidad de memoria, concentración y mejoran su rendimiento escolar de una forma impresionante. Si ya sabías esto y cada día te esfuerzas por mandar un lunch nutritivo y muy saludable, puede que haya llegado ese momento en que te quedas sin ideas y terminas mandando el mismo lunch semana tras semana, lo cual tampoco resulta saludable. Así es que, por ello, te presento una fruta que seguro ya conoces pero que puede hacer la diferencia en el lunch de tus hijos y facilitarte la versatilidad que tanto te falta. Esta fruta es la pera, que además de ser muy saludable, podemos encontrarla en México en distintas variedades, cada una con color, aroma, textura y sabor tan diferente que darán ese cambio que tanto buscas. Aunque cualquiera de sus variedades puedes agregarla entera en la lonchera, aquí te van algunas ideas para integrarlas en el lunch y que le den ese toque de nutrición y ese atractivo que a tus hijos encantará:

 

Anjou. Es una variedad que puedes identificar fácilmente por su forma de huevo y su punta ligeramente alargada, así como su coloración verde que no cambia, aunque esté madura. Ésta es la pera que más vas a elegir porque está disponible casi todo el año y es perfecta para cualquier platillo ya que se mantiene firme y jugosa aun cuando se calienta. Si no está muy madura, puedes preparar un delicioso smoothie de pera (licúa leche, 1 pera Anjou, nuez pecana, 1 dátil y canela) que tu hijo podrá disfrutar camino a la escuela; o si ya está más jugosa y dulce, podrías cocerla en agua con miel de agave, vainilla, jugo de limón y las especias de tu elección para preparar una deliciosa compota de pera que se mantendrá en perfectas condiciones hasta el recreo. También encontrarás la pera Anjou Roja, con las mismas propiedades pero que le dará otro toque de color a todos tus platillos.

 

Bartlett. Ésta es la variedad que tiene el característico sabor a pera que esperas en cada mordida y cuya piel va cambiando de color verde a amarillo conforme avanza su maduración. También se le llama pera mantequilla por su textura cremosa que es ideal para preparar salsas, conservas o purés; ideales así tal cual para los más pequeños o como parte de preparaciones más elaboradas para los hijos mayores. Puedes mandar un sándwich con mermelada de pera Bartlett (endulzada con azúcar mascabado) o agregar el puré de pera en la preparación de los hotcakes o waffles favoritos de tu hijo para hacer una alternativa más saludable y nutritiva. Para un toque de color, elige la Bartlett Roja, que también es exquisita.

 

Bosc. No hay pierde con esta pera porque es la única de color café canela y piel rugosa. Es muy dulce y su pulpa es muy firme y densa por lo que es ideal para hornear, asar o cocinar tipo poché. Queda muy bien con cualquier especia, así es que anímate a freírla ligeramente en mantequilla con hierbas, mezclarla con ejotes cocidos, y salpimentarla; verás que a tus hijos les encantará esta ensalada tan diferente y con tanto sabor. Puedes complementar este lunch con semillas de girasol. Esta variedad puede además usarse de adorno en las fiestas navideñas por su elegante y largo cuello.

 

Seckel. Esta pera es la más pequeña de todas por lo que es ideal para ponerla entera en la lonchera. Su tamaño la hace favorita de los niños y muy práctica para llevarse a donde sea. Si tus hijos son más grandes y aguantan el picante, puedes mandarles chile piquín en polvo para disfrutarla picosita.

 

Starkrimson. Esta variedad tiene un color rojo brillante. Nadie podrá resistirse a su brillo y aroma floral, por lo que es ideal para hacer asombroso atractiva cualquier ensalada; en el caso del lunch, puedes agregarlas en rebanadas sobre yogurt o queso cottage o untarlas con crema de cacahuate o jocoque seco. ¡Delicioso!

 

Forelle. Esta es una pera que al madurar cambia a un color amarillo dorado con pecas rojas, lo que la hace muy atractiva y divertida para chicos y grandes. Su pulpa es húmeda, crujiente y muy dulce que combina perfecta con sabores salados y fuertes como el queso, por lo que rebanadas intercaladas de esta pera con el queso que más le guste a tu hijo será un lunch irresistible. Por su tamaño, también puedes mandarla entera en la lonchera.

 

Concorde. Esta variedad de pera es la más elegante por su cuello delgado y alargado, así como sus tonos verdes con dorado. Su dulce sabor a vainilla la convertirá en una de las peras favoritas de tu familia, y al aguantar altas temperaturas es la ideal para cocer al vapor y acompañarla con una salsa cítrica o cremosa de vainilla. Una tarta o un flan de pera son esos postres que tus hijos amarán y que les brindarán esos nutrimentos tan saludables que necesitan para rendir en la escuela.

 

No dudes que las Peras USA combinan con todo, así es que tu imaginación es el límite para hacerlas tus aliadas en la preparación de estos refrigerios nutritivos, saludables y divertidos que tus hijos nunca olvidarán.

18 ene 2018


Por Nutrióloga Esther Schiffman Selechnik
Compartir y Marcadores
Publicidad